El COVID inglés brexitea


Desde Espineta presentamos un artículo de Ernesto Rosemberg, que reflexiona sobre el rol de los expertos como muleta del poder y de la supuesta neutralidad y objetividad con las que últimamente se los caracteriza. Una breve y punzante reflexión para empezar la semana críticamente.

 

Dice la prensa

Varios países han decidido prohibir el tráfico aéreo con el territorio británico tras la noticia de la aparición de una nueva cepa del virus

 

Una nueva cepa ¿entonces las vacunas actuales no sirven? Los laboratorios farmacéuticos devolverán a los Estados lo invertido en vacunas que no sirven?

 

Ernesto Rosenberg:

¿Nueva cepa o nueva puesta en escena del Santo Terror Sanitario, tan necesario para mantener las Obediencias Debidas al empobrecimiento de la vida de millones? Sugestivo que se SEPA ahora que hay una nueva CEPA. Que me avise el que SEPA algo coherente de la nueva CEPA. Porque ¿quién controla, verifica, a los presentadores de la nueva CEPA?
Que yo SEPA, nadie confiable.

“La política del Virus” o la “Biopolítica de la Gran Crisis del Capital” podría llamarse esta nueva fase del Santo Terror Sanitario – ése que fabrica Obediencias Debidas de-por-vida y a la medida de los dueños de todo. Hasta de la manera de pensar.

Porque las coincidencias e incoherencias del discurso “serio” (cuarentenista/ antivacunas o vacunal / mañana ¿nuclear?) solo se explican desde los mandatos de la valorización del capital (el lucro) y de las relaciones de dominación que lo sostienen (“el contrato social”).

Todo lo demás es novela policial.

Por eso hay que levantar Comisiones Populares de Sanidad y Alimentación (contra el hambreamiento creciente) para pelear en el terreno que nos imponen.

Para hacer como en Asia-Pacífico donde aplastaron la Pandemia/PanMiedemia : serología a toda la población para orientar las acciones sanitarias (detección-aislamiento-servicios)

Para construir una Fábrica Nacional de Sueros y Vacunas.

Para que haya Plasma para Todos. No solo para curar sino para Prevenir (hasta que se consigan vacunas seguras).

Y sobre todo, para construir contrapoder y controlar que resulte en bien de la inmensa mayoría, ahora presa de las 3A: las que Asustan-Atontan-y Amansan.

Para vivir sin miedo. Y poder empezar a pensar en algo mejor que la gilada de “la Pospandemia”.

 

Ernesto Rosenberg, tucumano aterrizado en Neuquén, madrileño durante 20 años y argelino sólo durante uno, es un médico jubilado que cuenta sus recuerdos.

image_pdf

Be the first to comment

Leave a Reply

La teva adreça no serà publicada.


*